5 nov. 2012

¡VIVA LA LANA!



Hoy he madrugado.

Tenía que comprar algunos materiales para mis clases de corte y confección, y se me antojó entrar en una de mis mercerías favoritas.
Es una de esas mercerías enormes que tienen toooda una pared cubierta de ovillos de distintos tipos y colores: de algodón, lana, acrílico, lisos o con degradado...
Parece mentira que hace unos meses no supiese ni cómo se hacía una cadeneta y que hoy me haya quedado casi media hora delante de esa pared de ovillos porque no era capaz de decidir cuál era el que más me gustaba. Con deciros que el dependiente desistió y se fue a atender a otros que acababan de llegar en vez de esperar a que me decidiese... jaja.

En fin, que al final, después de mucho pensar, me decidí. Escogí un ovillo de lana y alpaca bastante gordito y muuuy amoroso en un tono arena... Adoro ese color.


Y claro, fue llegar a casa y ver ese ovillo junto al montón de perlas de río que compré hace unos días...


Y ¡Zas! ¡Deseo irrefrenable de hacer un collar! jaja. Así que me puse manos a la obra: Una cadena, mi ovillo y algunas perlas...



¡Creo que el resultado es bueno! 

¿Os gusta?



No hay comentarios:

Publicar un comentario